Problemas oculares causados por la hipertensión arterial.

La hipertensión arterial sistémica (HTA) es una de las enfermedades más frecuente en los países industrializados, con una incidencia del 30%, que sigue en aumento debido también al aumento de la esperanza de vida.

Debe considerarse que la es alta cuando la presión arterial sistólica es superior a 140 mmHg y la presión arterial diastólica superior a 90 mmHg. Esta elevación de la tensión arterial ocasiona o acelera cambios en la pared vascular del cerebro, corazón, riñones y ojos. A nivel ocular, la HTA produce lesiones en la retina, coroides y nervio óptico, provocando desde un estrechamiento vascular leve hasta una pérdida visual severa por neuropatía óptica isquémica. esta degeneración de la retina da lugar a una enfermedad conocida como retinopatía hipertensiva.

El tratamiento de la retinopatía consistirá  en el control eficaz y mantenimiento de una presión dentro de valores normales.

Al realizar una exploración del fondo de ojo podremos observar las siguientes alteraciones en retina:

– Estrechamiento de las arteriolas, que aparecen rectas, y en ocasiones, signos de esclerosis ( disminución de la transparencia de la pared vascular ), y cruces arteriovenosos.

– Cuando la hipertensión arterial es moderada pero de larga duración, pueden observarse obstrucciones venosas, obstrucciones arteriales, hemorragias aisladas y macroaneurismas.

– Si el aumento de tensión es elevado y progresivo puede aparecer edema retiniano isquémico, exudados algodonosos, hemorragias profundas y edema papilar.

Tratamiento de la retinopatía hipertensiva:

Retinopatía hipertensiva a través del fondo de ojo.

Su tratamiento se basa en el debido control de la tensión arterial. Esta enfermedad puede pasar desapercibida durante años, ya que los síntomas no suelen aparecer hasta que la hipertensión arterial alta crónica ya ha causado daño al cuerpo. Cuando la enfermedad es diagnosticada, su médico le recetará un medicamento o combinación de ellos, para controlar su tensión. Manteniendo los valores normales de tensión arterial, podremos evitar el daño producido en los distintos órganos y en nuestros ojos.

 

 

Consejos prácticos:

  • Acudir a su médico al menos una vez al año para tomar la tensión arterial y realizar un exámen general. es importante el diagnóstico temprano.
  • Preste especial atención si familiares cercanos son hipertensos.
  • Acuda  a su Óptico-Optometrista oespecialista a revisar su visión y realizar una exploración del fondo de ojo, anualmente.
  • Mantenga una alimentación saludable y equilibrada: limite el sodio y la sal, aumente el potasio e intente consumir alimento cardiosaludables como: frutas, verduras, hortalizas, granos integrales, legumbres y pescado rico en omega3.

    Principales problemas de la hipertensión
  • Realice deporte habitualmente. La actividad física regular puede regular y disminuir su presión arterial y reducir el riesgo de otros problemas de salud.
  • Mantenga un peso saludable. Se recomienda un índice de masa corporal (IMC) por debajo de 25.
  • Limitar el consumo de alcohol. El exceso de alcohol aumentará su tensión arterial y niveles de triglicéridos, además de añadir calorías adicionales que puede hacerle aumentar de peso.
  • No fume.
  • Controle su nivel de estrés. Aprender a controlar el estrés y relajarse puede mejorar su salud emocional y física, y bajar su tesión arterial. Mantenerse activo físicamente, escuchar música y practicar yoga, tai chi y meditación, pueden ser buenas técnicas de relajación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *